_____
 
     
Noticias  
 
 
2011-01-03

El gestor en el mundo de los Parques de la Creatividad se enamora cada vez más de Manizales, sin desconocer las necesidades a la hora de investigar. Destaca que su trabajo con ADN es único en el mundo. Con ojos nuevos.

ALEXANDRA SERNA

 


En tres años un grupo de jóvenes colombianos logró insertarse en el 0.1% de inventores o descubridores de la humanidad, y al 2% que genera empleo en el mundo. Por eso el científico Raúl Cuero, gestor de los Parques de la Creatividad, asegura que "el verdadero invento son los jóvenes inventores" y que Manizales ha sido su gran aliada desde el 2007.

En un laboratorio de Aguas de Manizales, que ha facilitado las investigaciones, se han gestado auténticas innovaciones, después de un proceso de creación de ideas que se convierten en realidad. Para esto se hacen campamentos internacionales, como el que terminó la semana pasada (ver recuadro Con otra mirada ).

En una de las sesiones el científico extrajo de sus pupilos las propuestas, para pulirlas luego como si se trataran de un tesoro que merece todo el cuidado. Les exigía: "deben tener sus propias ideas, lo demás es plagio".

Es por eso que cualquier conversación que se mantenga con este vallecaucano, pionero en la biología sintética, resulta retadora.

 

Necesidades, no debilidades

- Si dice que cada vez está más convencido de Manizales, ¿cuáles son sus fortalezas para investigar?

El apetito que tienen jóvenes y adultos por el conocimiento, y que ha sido inculcado por sus padres. Los que están acá dejaron sus vacaciones, en plena Navidad, y eso dice mucho. Esto no lo puedo hacer en otras ciudades.

 

- ¿Y cuáles son las debilidades?

Quienes piensan en debilidades son personas negativas, porque la vida es la sumatoria de las conciencias humanas, de los más y menos, y los menos nos hacen reconocer los más. Hay que hablar de necesidades. Las personas en Colombia piensan que son un genoma "parchado", pues todo lo ven como malo. La creatividad surge ante la ausencia de cosas.

 

- ¿Entonces cuáles son las necesidades?

La gente no se ha acostumbrado a hacer las cosas en procesos, con base en ciencia y tecnología, que le dan estructura a la economía y por lo tanto generan más empleo. Hay que salir más, aprovechar la diversidad, en especial de pensamiento. Debe confiar más en su capacidad creativa, no en la recursividad, que es a corto plazo. Las industrias también deben creer más en la investigación, y que les aumenten los subsidios.

 

- ¿Y en cuanto a los jóvenes?

Creer más en su productividad y reducir el paternalismo. El bachillerato debería ser 80% formativo y 20% productivo, y la universidad lo contrario, para que ellos generen proyectos con validez económica, correspondientes a la demanda mundial. Todo su poder intelectual tiene que ser funcional, es decir, que sea útil.

 

- Hay quienes se resisten a esa visión meramente pragmática de la educación superior, ¿qué opina?

Las universidades están hechas para crear conocimientos, no necesariamente para producir capital. Soy intelectual y productivo, lo uno no riñe con lo otro. También lo fueron Da Vinci, con su arte funcional, y Albert Einstein, que creó la relatividad y que usamos para desarrollos industriales.

 

Inventos de prestigio

- ¿Cómo hace para que los jóvenes se conviertan en inventores?

Les hago hacer experimentos con base en los últimos paradigmas de la ciencia, no con los viejos, y los traigo al nivel mío en el análisis, para que no empiecen desde abajo, que sería un proceso más largo. Me encargo de que aprendan a manejar los equipos, que resultan un problema para nuestra gente porque no los ha producido. También se hacen lluvias de ideas y los voy enrutando.

 

- ¿A qué problemas de demanda mundial le han apuntado en estos tres años?

Uno es la diabetes. Ya tenemos un sensor de DNA (ADN), que permite un diagnóstico mucho más alto que con los métodos convencionales. Lo estamos patentando y está lista la compañía para comercializarlo, porque cuando se negocia así y no solo como tecnología, se gana más. Lo importante es que se inventó en Colombia. No crea que lo que se consume aquí de Estados Unidos se hizo ayer, no, puede ser hasta de hace 20 años (ver recuadro Los otros inventos).

 

- ¿Qué hace único al Parque de la Creatividad? ¿su trabajo con ADN?

No, es mucho más que eso, porque el verdadero invento son estos jóvenes. De todas formas hemos desarrollado una tecnología que produce 100 veces más DNA, vital para los procesos biotecnológicos. Eso sí es grandísimo tecnológicamente y de prestigio.

 

La cultura de la creatividad

- Muchos ignoran lo que aquí sucede, ¿será que los científicos siguen encerrados como en una burbuja?

Los periodistas requieren venir a estos campamentos y conversar con uno, y no es el científico el que tiene esa tarea. De mi ciencia no hablo si usted no tiene más de dos horas, porque no es una cuestión de cinco minutos. Su problema es el facilismo, y por eso ningún científico acepta entrevistas cortas. Sin embargo, como en Colombia se está impulsando la ciencia y la tecnología creo que van a surgir periodistas en esa área. Esto hace parte de la cultura de la creatividad.

 

- ¿Y cómo generar esa cultura?

Recuerdo a una señora, cuando estudiaba en Inglaterra, que limpiaba el piso del laboratorio con mucho cuidado y al preguntarle por qué lo hacía, me dijo: "su profesor me contó que su trabajo le traerá un gran beneficio a nuestro país". Eso es cultura, pues ella contribuyó desde su rol. Aquí hay mucha gente creativa, pero hay que sistematizar para que sea productiva.

 

Los otros inventos

La base de los Parques de la Creatividad es la biología sintética, con la cual se aprovechan los compuestos orgánicos a partir de la generación en grandes cantidades de moléculas de ADN. Estos son inventos, hechos en Manizales, que están para patentarse:

* Sensor de ADN para detectar petróleo. A diferencia de las exploraciones convencionales, que implican grandes armazones e inversiones, este invento es muy sensible y de mayor acceso.

* Un antitumoral, hecho a partir de un producto natural. "La gente lo come mucho, y nadie se imaginaba que podía hacer eso", expresó sin más detalles el científico Raúl Cuero.

* Un antibiótico para el cual ninguna bacteria le generará resistencia.

* Una chocolatina con valor antioxidante, para la compañía Casa Lúker. Según Cuero le "dará una ventaja tremenda en la competencia mundial".

* Un compuesto que remplazará el cloro para la potabilización del agua y otro que limpiará las tuberías de conducción. Lo implementará Aguas de Manizales.

 

Con otra mirada

Participantes por primera vez del Campamento internacional de jóvenes inventores respondieron ¿cómo les cambió su mirada de la ciencia?

 

Juan Camilo Osorio, 17 años, Manizales

Me enseñó que lo que conocemos del mundo es mínimo y que hay muchos medios para mejorar la calidad de vida.

 

Yuly Paola Artunduaga, 19 años, Huila

En donde he estudiado, si mucho, lo máximo es publicar un artículo de investigación, pero acá aprendí que la ciencia consiste en crear con nuestras propias manos.

 

Luz Amparo Jiménez, 18 años, Bucaramanga

Me despertó la curiosidad sobre todo lo que nos rodea. De ahora en adelante hay que pensar en lo que nadie ha pensado.

 

Diana Flórez, 16 años, Bucaramanga

Como una renovación de mis capacidades intelectuales. Además, pude compartir mis conocimientos.

 

 

Ver noticia en el sitio: www.lapatria.com